3/01/2017

Mis respuestas

Una entrevista que me hicieron

Adolfo Miranda Sáenz


El joven estudiante de periodismo Gustavo Alberto Ramírez Escorcia me hizo una entrevista motivado por algunos artículos de opinión donde expreso posiciones liberales de izquierda. La quiero compartir aquí porque me parecen interesantes las preguntas que formuló sobre conceptos políticos que frecuentemente se confunden.

PREGUNTA: ¿Qué es ser liberal?
RESPUESTA: Es promover ampliamente la libertad, la igualdad de derechos y oportunidades, y la fraternidad ejercida mediante la solidaridad social. El liberalismo defiende la separación e independencia de los Poderes del Estado, la democracia representativa y las elecciones libres.

P: ¿Qué es el social liberalismo?
R: Es la evolución del liberalismo clásico individualista al liberalismo social, solidario, de centro-izquierda, reconociendo que el Estado debe intervenir para moderar los excesos del capitalismo y regular lo que no puede hacer el mercado, como es procurar una vida digna para todos, pues las personas que carecen de lo básico no son verdaderamente libres ni tienen verdadera igualdad de oportunidades.

P: ¿Qué es la socialdemocracia?
R: Es una ideología política de izquierda moderada que sin pretender eliminar el capitalismo, la libre empresa y el mercado libre, los modera con políticas socialistas y democráticas que el Estado desarrolla para evitar excesos y promover el bienestar general.

P: ¿Qué diferencia hay entre social democracia y social liberalismo?
R: Muy poca. La social democracia surge como una evolución del marxismo y el social liberalismo como una evolución del capitalismo liberal. Ambos llegan a coincidir en un punto intermedio. Casi no hay diferencias entre partidos social liberales, social demócratas y socialistas como el Partido Socialista de Francia o el Partido Socialista Obrero Español, PSOE. Los social liberales optamos por un poco menos de intervención del Estado que los social demócratas y socialistas.

P: ¿Se puede ser de izquierda y conservador?
R: Los gobernantes comunistas ortodoxos de la ex URSS, antes del gran Mijaíl Gorbachov, eran de izquierda-conservadora. También hay temas concretos en que una persona de izquierda puede tener una opción conservadora. Por ejemplo, se puede ser de izquierda y no estar a favor del aborto voluntario.

P: ¿Es posible ser liberal en un país socialista?
R: Si entendemos por socialista un país con políticas social demócratas o social liberales, evidentemente sí. Pero si hablamos de países con regímenes marxistas clásicos o comunistas, los liberales sufriríamos represión.

P: ¿Los liberales tienen que ser ateos?
R: No. El liberalismo defiende la libertad religiosa junto a la separación de la Iglesia y el Estado.

P: ¿Qué es el liberalismo-conservador?
R: Quienes sostienen hoy el liberalismo político clásico –ya superado por el liberalismo social- son en realidad los conservadores, de derecha. Pero el liberalismo, además de ser una ideología política, es también una actitud ante la vida, y el conservatismo, que esencialmente es una actitud ante la vida, es contrario a la actitud liberal.

P: ¿En Nicaragua tiene futuro el social liberalismo?
R: En Nicaragua el liberalismo siempre ha sido social liberal, desde Máximo Jerez y José Santos Zelaya en el siglo XIX. Veamos algunos ejemplos: educación pública gratuita incluyendo la universidad; sistema universal de salud pública; seguridad social con aportes solidarios; y un Código del Trabajo con grandes beneficios para los trabajadores. Hoy se siguen implementando. Lo que siempre quisiéramos es mayor eficiencia. A Bernie Sanders y a otros demócratas en EE.UU. por proponer estas políticas social liberales les llaman “comunistas” algunos republicanos… ¡Increíble!

P: ¿Cuáles son las deficiencias del actual gobierno?
R: Principalmente están en lo institucional y electoral.

P: ¿Y sus aciertos?
R: En lo económico y social. 
  
P: ¿Tres puntos a favor y tres en contra de Donald Trump?
R: A favor solo veo uno: está contra la burocracia de Washington. Escogiendo tres en contra: 1) Es racista y xenófobo. 2) Ideológicamente fascista. 3) Ignora la geo-política mundial y la historia imprescindible para entenderla.