Contenido

Las páginas de este Blog se presentan divididas en dos partes:
La mitad de arriba, donde estás ahora (con fondo crema o beige), contiene la presentación de artículos, libros y folletos que puedes obtener gratis; también valiosas utilidades y herramientas gratuitas. Algunas cosas las encontrarás simplemente bajando en la página y otros en el índice que está a la derecha.
La mitad de abajo (con fondo café oscuro o marrón) contiene fotos de Ticuantepe y Granada (Nicaragua).
Te invitamos ver hasta el final de la página y encontrarás cosas muy interesantes y amenas.
Al final de cada tema tienes espacio para dejarnos tus comentarios.

-------------------------------------IMPORTANTE: MIRA EL ÍNDICE DE ARTÍCULOS DE OPINIÓN EN LA COLUMNA DE LA DERECHA-------------------------------------

4 feb. 2014

¡DE ACTUALIDAD! Sección para las publicaciones más recientes

¿Es comunista el papa Francisco?

Adolfo Miranda Sáenz
El Nuevo Diario (Managua)
21 de julio de 2015


Es maravillosa la forma en que el papa Francisco expone la Doctrina Social de la Iglesia basada en las enseñanzas de Jesucristo. La manera clara en que nos habla sobre la opción preferencial por los pobres, la idolatría del dinero, la dictadura del mercado, los efectos nocivos del capitalismo salvaje, la perversidad de la economía basada en el consumismo, la explotación de los pobres, etc. Eso le ha valido críticas, ataques y hasta odio de quienes tienen el corazón duro, insensible, y emiten juicios falsos, incluso malintencionada y maliciosamente llamándole comunista. Además de maldad, quienes dicen eso tienen una inmensa ignorancia sobre Jesús, la doctrina cristiana y las enseñanzas de los papas.

Rápidamente recordemos la clara preferencia de Jesús por los pobres y la forma dura en que se refirió a las riquezas. Los profetas habían hablado de manera similar antes de su venida y la Virgen María en su Magnificat recuerda las profecías de Isaías y lo dicho en el Salmo 107, expresando cómo Dios “llenará de bienes a los pobres y a los ricos los despedirá con las manos vacías.” Hay muchas citas bíblicas sobre esto, pero tengo poco espacio. Lo importante es destacar que el papa Francisco no enseña un Evangelio diferente sino el mismo Evangelio de Cristo que la Iglesia Católica proclama desde hace dos mil años y cuya incidencia en lo económico y político recoge en la Doctrina Social de la Iglesia donde, para poner dos ejemplos, se enseña el “Destino Universal de los Bienes” y el “Principio de Solidaridad”.

Desde el pontificado de León XIII (1878-1903) la Iglesia ha puesto en el contexto moderno la enseñanza social de Jesucristo refiriéndose a temas como el “Destino Universal de los Bienes” que se opone a considerar como derecho absoluto la propiedad privada, y el “Principio de Solidaridad” que se opone al individualismo económico, condenando el egoísmo y llamando a compartir los bienes. Los papas San Juan XXIII y Beato Pablo VI, junto con el Concilio Vaticano II, impulsaron la reafirmación de esta doctrina social que constituye el corazón mismo del Evangelio.

San Juan Pablo II, por su parte, dijo: “Muchos hombres viven en ambientes donde siguen vigentes las reglas del capitalismo primitivo con una despiadada situación que no tiene nada que envidiar a la de los momentos oscuros de la primera fase de la industrialización. Las carencias humanas del capitalismo, con el consiguiente dominio de las cosas sobre los hombres, están lejos de haber desaparecido.” Recordó que “todavía son válidas muchas de las premisas de la Rerum Novarum (de León XIII), que entonces criticó el capitalismo salvaje reinante en Europa.” Destacó los defectos del capitalismo desarrollado, tales como el consumismo y los desastres ecológicos. También reafirmó que “sobre todo derecho de propiedad recae una hipoteca social.” Explicó que el mercado libre es bueno, pero debe intervenir el Estado “para corregir situaciones sociales que el mercado no puede corregir.”

Como se ve, el papa Francisco no está agregando nada diferente, únicamente da continuidad a las enseñanzas de Cristo y de su Iglesia, que no pretenden sembrar odio ni lucha de clases, que no condena a los ricos necesariamente, sino la idolatría de las riquezas, el egoísmo y la falta de amor al prójimo, especialmente a los más pobres y necesitados. Doctrina que nos llama a todos a amar como ama Jesús, a usar nuestros bienes para provecho propio y también para el de los demás, y a trabajar por un cambio de las estructuras de opresión y explotación por estructuras de solidaridad, con opción preferencial por los pobres.

_________________________________________________
Otro tema 

Los comentarios contra el cardenal Brenes

Adolfo Miranda Sáenz
El Nuevo Diario (Managua)
14 de julio de 2015


Algunos políticos y otras personas en Nicaragua están políticamente polarizados, llenos de fanatismo y apasionamiento. Viven pendientes de cada declaración, de cada expresión, de cada gesto de los obispos católicos, para encontrar en ellos condenas o críticas a sus adversarios; o elogios y aprobación a su partido o línea política. Ojalá la diligencia que ponen en eso, la pusieran en oír atentos la voz de los pastores con el ánimo de crecer en la fe y en el amor cristiano. Pero no.  Insisten en ver a la Iglesia Católica y a sus obispos como instrumentos útiles para fortalecer sus posiciones políticas o para condenar la de los contrincantes. Y si no les satisfacen las palabras o gestos que escuchan o ven, entonces publican editoriales, artículos de opinión, comentarios o caricaturas sarcásticas en los medios y redes sociales. Con el mismo fervor con que encumbran a quien responde a su apasionamiento político, tratan de desprestigiar y convertir en motivo de sorna a quien no responde a sus simpatías partidistas, a veces cargados de sentimientos malsanos.

Esta partidización de la Iglesia es tan absurda que una vez un amigo -que se considera muy católico- me mostró la lista de nuestros obispos colocándolos en orden de más a menos “opositores” al gobierno. Cuando me habló de que tenía un rating de los obispos yo creía que me iba a mostrar algo relacionado a su trabajo pastoral, a su entrega, santidad, sabiduría… lo cual siempre sería absurdo comparar, pero menos absurdo que lo mostrado. Los obispos no son políticos, son pastores. Y si tienen que pronunciarse sobre algunos temas políticos lo hacen desde su perspectiva pastoral, no política, y menos partidista.

A nuestro querido cardenal Leopoldo Brenes Solórzano le hicieron una pregunta inapropiada: ¿Qué opina del carro que usa el presidente? No va un arzobispo, menos un cardenal llamado a ser colaborador cercano del Papa y elector de su sucesor, a estar opinando del carro, la casa, los zapatos o el agua de colonia que use el presidente. La respuesta fue correcta: “No soy experto en esas cosas”. ¿Qué querían que dijera? Seguramente el periodista de un medio abiertamente opositor esperaba que el cardenal hiciera un comentario mordaz, tal como hubiese aprovechado para hacerlo un político de oposición.  Pero esa no es la función de un obispo. No puede nuestro cardenal actuar como político de oposición.

Algunos se escandalizan de que el cardenal reconozca que el gobierno esté haciendo cosas buenas en carreteras, educación o salud. Pero independientemente de que estemos a favor o en contra del gobierno no podemos negar que se están ampliando y reparando las carreteras, ¡porque allí están! No podemos negar los programas de salud que se realizan, ¡porque los reconocen la OMS y la OPS! No podemos negar los programas educativos que se desarrollan, ¡porque los reconoce la UNESCO! Que el cardenal o este servidor o Perico de los Palotes lo reconozca, no nos convierte a ninguno en pro gobierno, ni en sandinista o pro sandinista. El cardenal no dijo que el gobierno estuviera exento de críticas, no dijo que fuera perfecto. ¡Él no debe estar ni en pro ni en contra del gobierno! ¡No debe tener partido! Debe reconocer lo bueno y criticar lo criticable; pero no cada vez que un periodista haga una pregunta con intención de “llevar agua a su molino” para el medio donde trabaja, sino cuando realmente lo amerite.

No soy nadie para criticar los estilos que los otros obispos tengan. Cada uno actúa según su discernimiento; no me corresponde juzgar su mayor o menor grado de prudencia o moderación. Como católico los respeto a todos, pero quiero destacar que nuestro cardenal, además de su humildad y su excelente labor pastoral, es un hombre sabio que actuando con prudencia y moderación mantiene una posición equilibrada y a nuestra Iglesia Católica unida en medio de tanta división política.
_________________________________________________
Otro tema

Los EE.UU. necesitan de los hispanos

Adolfo Miranda Sáenz
Una versión resumida se publicó en 
El Nuevo Diario (Managua)
7 de Julio de 2015


 LOS HISPANOS EN EE.UU.
UN PAÍS MULTIÉTNICO Y PLURALISTA
"PLURIBUS UNUM"

Nadie sembraría ni vendería frijoles si no hubiera tanta gente que los come. Igualmente, nadie produciría ni traficaría drogas si no hubieran compradores. Obviamente, no existieran narcotraficantes si no existieran consumidores. El principal consumidor de drogas en el mundo son los EE.UU, país donde no encarcelan a nadie por consumirla, solo por distribuirla. Millones de niños, jóvenes y adultos la consumen tranquilamente en sus casas, escuelas, universidades, parques, calles… en todas partes y en cantidades inmensas. La policía lo sabe y no hace nada, seguramente porque necesitarían estadios para encarcelar a tanta gente, incluyendo gente famosa, artistas, empresarios, hijos de magnates, políticos y hasta hijos de los mismos policías. Como nación, los EE.UU. son la causa del narcotráfico, no Latinoamérica. ¡Tome nota señor Trump!

Los primeros inmigrantes ingleses o anglosajones que llegaron a lo que hoy son los EE.UU. eran “ilegales” que llegaron a usurpar tierra ajena matando a sus dueños; no tenían más “visa” que las armas con las que acabaron con casi todos los indígenas, los habitantes originales. Han habido y hay vagos, delincuentes, asesinos, violadores y narcotraficantes  entre los descendientes de los primeros inmigrantes que llegaron de Inglaterra en el Myflower, llamados “pilgrims” (peregrinos), pero que fueron invasores y conquistadores; así como entre los descendientes de los que tiraron el té al mar en Boston,  porque no querían pagar impuestos sobre el té al Rey de Inglaterra. ¡No solo hay delincuentes entre los hispanos; también entre los descendientes de sus "pioneros", señor Trump!

Según archivos del FBI, publicados por el prestigioso diario español El País,  el abuelo de Donald Trump se llamaba Friedrich Drumpf, un alemán que llegó como inmigrante a EE.UU. en 1919 y cambió su apellido a Trump, por el prejuicio contra los alemanes después de la Primera Guerra Mundial. A su abuelo inmigrante lo despreciaban por ser alemán, igual como Trump hoy desprecia e insulta a otros inmigrantes. ¿Se olvidó de sus orígenes o se considera "native"? ¡Su abuelo no era "native" porque no era indígena, ni siquiera llegó en el Myflower, señor Trump, sino 300 años después!

Podemos acordar que en los tiempos modernos es necesario ordenar las migraciones, establecer controles y políticas migratorias razonables. No estoy defendiendo la inmigración ilegal a EE.UU., aunque es razonable y justa la política de Obama y de los demócratas en general, de legalizar a millones de actuales “ilegales” que llevan ya muchos años viviendo allá, que han estado trabajando honestamente, con un excelente record, en muchos casos con hijos nacidos en EE.UU. Incluso muchos han servido en sus fuerzas armadas. Es una política sensata y no se trata de abrir puertas a la inmigración ilegal, sino de resolver un problema social que tienen dentro, de enfrentar una realidad sabiendo que no hay otra manera de resolverlo. Eso no implica dejar de tomar medidas -firmes y eficientes, pero humanas- para evitar nuevas inmigraciones ilegales. 

Lo inaceptable es el odio, la xenofobia, el racismo y las ofensas, como las expresadas por Donald Trump, primero contra los mejicanos y luego contra todos los latinoamericanos, que allá llaman hispanos, y que reflejan los sentimientos que la mayoría de conservadores republicanos tienen, aunque no los externen públicamente.

Tras la Segunda Guerra Mundial, entre 1946 y 1965, EE.UU. experimentó un inusual repunte en las tasas de natalidad, fenómeno llamado “baby boom”. Hoy los “baby boomers” están jubilándose y la población blanca anglosajona apenas crece a tasas muy bajas. No tienen la capacidad para crecer en población como lo demanda el país para mantenerse entre los más desarrollados. El aporte de los inmigrantes es fundamental para garantizar un crecimiento económico sostenido.

Si se lograran quitar las trabas impuestas por los republicanos en materia migratoria, la economía de Estados Unidos incluso podría crecer más de lo previsto, gracias al aporte de los inmigrantes y en particular de los hispanos, según un estudio realizado a pedido de Univisión por “IHS Economics”, firma especializada en análisis y prospectiva económica. Con una reforma que regularizara el mercado laboral y permitiera un pleno aporte de los inmigrantes hispanos a la economía, los EE.UU. podrían crecer el 3% anual, frente a un 2.5% actual. Y los hispanos serían responsables del 75% del crecimiento del empleo en el país.

No solo fuerza laboral aporta la inmigración hispana, sino mucho talento. Los hispanos cada día sobresalen más en las artes, la ciencia y la tecnología. Es grande la lista de hispanos que destacan como artistas, médicos, ingenieros, ejecutivos, empresarios, etc., y que aportan mucho con su talento al desarrollo de aquel país. Por otra parte, en América Latina hay mucho dinero (mal distribuido, pero eso es otra historia) y según datos del FMI hay grandes, medianos y pequeños inversionistas hispanos que invierten en EE.UU., creando fuentes de empleo y aportando a la economía estadounidense significativamente.

Aunque sea un dato trivial, es curioso que las personas con más fortuna en este continente ya no sean solo estadounidenses como Ford, Rockefeller o Bill Gates, sino también hispanos como Carlos Slim (México), Jorge Lemann (Colombia) o Eike Batista (Brasil). Se calcula en billones de dólares el capital latinoamericano en bancos de EE.UU. lo cual es una fuerte inyección económica. También los latinoamericanos importan bienes de EE.UU. por 45 mil millones de dólares al año. ¿Y qué decir de los 10 millones de latinoamericanos que como turistas gastan en EE.UU. 30 mil millones de dólares anuales?

Donald Trump lanzó sus improperios en inglés. Un idioma que llegó bastante más tarde que el español a EE.UU. Según datos de “Pew Research”, más de 53 millones de personas hablan español actualmente en EE.UU. No sólo es la segunda lengua, sino que la comunidad hispanohablante de EE.UU. es la segunda mayor del mundo, solo superada por los habitantes de México. Esto no es algo que los estadounidenses puedan decir que “pertenezca a  otros”. El idioma español y la cultura hispana forman ya parte esencial de Estados Unidos.

Hoy los EE.UU. no son más el país de los "gringos" sino un país multiétnico y pluralista. Un país de anglosajones, de otros blancos, de negros, hispanos, asiáticos, de residuos indígenas originales y de otras razas y nacionalidades. Hoy se hace realidad el lema en su escudo: "PLURIBUS UNUM" que podemos traducir como DIVERSIDAD Y UNIDAD.
 _________________________________________________
Otro tema

Diferencia entre demócratas 
y republicanos en EE.UU.

Adolfo Miranda Sáenz
El Nuevo Diario (Managua)
12 de mayo de 2015



El mundo está pendiente de las próximas elecciones en EE.UU. cuando se enfrentarán el Partido Republicano, conservador (de derecha) y el Partido Demócrata, liberal (de centro-izquierda). El más probable candidato republicano será Marco Rubio (arriba, derecha), aunque eso todavía no está definido y hay otros republicanos con posibilidades, como Jeb Bush, Scott Walker o Rand Paul. Uno de ellos se enfrentaría a la casi segura candidata demócrata, Hillary Clinton (arriba, izquierda). Ambos partidos profesan la democracia representativa, la división de poderes y el mercado libre del sistema capitalista. Pero tienen importantes diferencias.

El conservatismo de los republicanos está inspirado en el “liberalismo clásico” del siglo XVIII, que se resume en la famosa frase del francés Vincent de Gournay: “Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même” (Dejen hacer y dejen pasar, el mundo va solo) aludiendo a la absoluta no injerencia del Estado en la economía y la sociedad, pues –según lo dijo en 1776 Adam Smith- “la mano invisible” de las leyes del mercado capitalista regularán y ordenarán todo.  En términos modernos esa es una política conservadora, de derecha. Los demócratas por su parte, asumen el liberalismo moderno, reformado, llamado “progresista” e iniciado en el siglo XIX por filósofos y economistas liberales como John Stuart Mill, llamado socioliberalismo o social liberalismo, cercano a la social democracia europea, que propone una intervención moderada del Estado en la economía y la sociedad para regular y suplir lo que el mercado no está en capacidad de resolver, y que fue impulsada en EE.UU. por primera vez por el presidente Franklin D. Roosevelt. En términos modernos esta línea política se considera de izquierda moderada o centro-izquierda.

En líneas muy generales las siguientes serían las principales propuestas y por consiguiente las diferencias más notables entre republicanos y demócratas en EE.UU.

REPUBLICANOS: Consideran que el gobierno debe ser muy pequeño y no debe intervenir en la actividad económica, dejando que ésta se autorregule. Su política enfatiza el individualismo frente a la solidaridad social, considerando que la asistencia social es un asunto privado basado en la caridad o generosidad de cada persona y no un asunto del Estado. Los republicanos tienden a oponerse a los aumentos del salario mínimo, argumentando la necesidad de los negocios de mantener sus costos bajos para que puedan prosperar y generar empleos. Pero, para ellos es importante regular algunos asuntos de la vida personal, como la moral y las costumbres de los ciudadanos incluyendo el tema gay y el aborto. Se oponen a la Ley del Cuidado de Salud Accesible (a las regulaciones impulsadas por Obama para que la Seguridad Social, Medicare y Medicaid sean más accesibles y con mayores coberturas) porque afirman que la supervisión y regulación del gobierno tiene un impacto negativo en la calidad de la atención. Se oponen a toda reforma en beneficio de los inmigrantes que ya residen en EE.UU. de forma irregular.

Los republicanos reconocen la bondad de algunos programas sociales para ayudar a las personas necesitadas, como subsidios de desempleo o cupones de alimentos, pero prefieren reducirles los fondos y en cambio apoyar a organizaciones privadas de beneficencia. Promueven la reducción de impuestos para las empresas y personas ricas justificándolo en que éstas generan empleos. Proponen suprimir los préstamos para estudios universitarios y que éstos únicamente sean dados por los bancos e instituciones privadas, bajo las reglas y condiciones del mercado. Consideran que los ciudadanos tienen derecho a tener libremente y sin control todo tipo de armas, incluyendo armas de guerra, como parte de la libertad individual. Los republicanos están a favor de un mayor militarismo y de mantener la supremacía del poder de los Estados Unidos a través de muestras de fuerza y acciones militares.

DEMÓCRATAS: Consideran necesaria una moderada intervención del Estado en la economía para garantizar a la población más pobre lo que el libre mercado por sí mismo no está en capacidad de resolver: el acceso a la atención de la salud, la educación, acceso al empleo y a los alimentos necesarios para sobrevivir. Están a favor de un gobierno que establezca algunas regulaciones a las empresas para evitar tratos injustos o abusivos a los trabajadores, competencia desleal o monopolios. Promueven los cambios sociales para mejorar la situación de la clase media, de las minorías étnicas y de los pobres. Favorecen los ajustes periódicos del salario mínimo según aumentan los costos de los bienes y servicios, a fin de que los estadounidenses tengan más dinero para comprar y así mejorar la economía.  Se oponen a que el Estado intervenga en la vida privada y en asuntos personales, morales y religiosos, incluyendo el tema gay y la decisión de abortar o no. Promueven la regulación y supervisión gubernamental del sistema de Seguridad Social, Medicare y Medicaid, según la Ley de Cuidado de Salud Accesible impulsada por el actual gobierno demócrata de Obama, con una cobertura más amplia de beneficios médicos y sociales, más accesible, acercándose al sistema europeo de "Atención Universal de Salud y Seguridad Social" que desarrolló la social democracia en Europa Occidental. Favorecen reformas migratorias en beneficio de los inmigrantes que actualmente residen en EE.UU. de manera ilegal, para que regularicen su situación.  

Sostienen que el gobierno debe ejecutar programas sociales para el bienestar de los necesitados, como subsidios de desempleo –aunque limitados y temporales- y cupones de alimentos. Consideran que debe darse una reducción de impuestos para las familias y empresas de ingresos medios y bajos, pero que deben mantenerse iguales para los individuos ricos y las grandes empresas. Favorecen préstamos del gobierno para los estudios universitarios. Promueven que se regule y restrinja la venta y tenencia de armas. Son menos inclinados a participar en guerras y conflictos extranjeros, prefiriendo abordar los problemas internacionales diplomáticamente y actuar en coordinación con organismos multinacionales, como la Unión Europea, la OEA o la ONU.

En todo esto hay matices, pues entre los republicanos hay unos más conservadores que otros y entre los demócratas hay unos más liberales que otros. Existen también otras diferencias. Pero este “panorama general” puede servir como una referencia para entender a grandes rasgos la mentalidad de los dos grandes partidos que compiten en Estados Unidos. 
_________________________________________________
Otro tema

Por qué hay países 
más desarrollados que otros

Adolfo Miranda Sáenz
El Nuevo Diario (Managua)
23 de junio de 2015
Algunos responden que es porque los países imperialistas han explotado a los demás. Otros dicen que hay razas superiores que se desarrollan mejor por esa razón. Pero la causa verdadera no es ninguna de ellas. No existen razas superiores. Y tampoco podemos decir que el imperialismo, o más bien los imperialismos, sean la causa del rezago de los países menos desarrollados.

No voy a negar la existencia de los imperialismos: ¡han sido una realidad a lo largo de toda la historia humana! Ni voy a negar el daño causado por las guerras de conquista, las colonizaciones y los sometimientos de unos países por otros; tampoco voy a negar las injusticias y arbitrariedades de los países fuertes contra los débiles, la explotación de unas naciones por otras y la desigualdad en el comercio mundial donde imperan las leyes de los poderosos. Pero creo que el factor decisivo y el común denominador del desarrollo humano se resume en una palabra: EDUCACIÓN. Tres países que están entre los de mayor índice de educación: Noruega, Australia y Suiza, son precisamente los tres países más desarrollados, con mejor nivel de vida y bienestar en el mundo (ninguno de ellos, por cierto, ha sido colonialista ni imperialista). Les siguen, en ese orden, Holanda, Estados Unidos y Alemania, y ocupan buenos puestos países como Canadá, Japón y la mayoría de países de Europa. De América Latina, entre los primeros lugares, figuran Chile, Argentina y Uruguay. (Datos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, 2014).

Cuando a esa lista el PNUD agrega el componente de la desigualdad existente en cada país, algunos bajan de puesto porque tienen un porcentaje significativo de desigualdad traducida en pobreza, como es el caso de Estados Unidos -que baja más de diez puestos por el factor desigualdad, y que utilizaré para ilustrar el tema de la educación-. En algunas zonas de Estados Unidos existe una población rural y suburbana blanca, mayoritariamente descendiente de ingleses, realmente pobre para cualquier sistema de medición. Pero donde está la mayor pobreza es entre los negros cuyos antepasados eran esclavos hasta 1863 y una vez libres pasaron más de cien años para que obtuvieran derechos civiles, hasta en 1964; derechos que a partir de entonces estaban en la ley pero que en la práctica no se ejercían y costó mucho llegar, poco a poco, hasta los niveles de hoy, cuando a pesar del notable avance aún hay cierta discriminación y subsiste el racismo.

Cuando tenía yo 16 años, los niños y jóvenes negros de Estados Unidos todavía no podían entrar a las escuelas según la ley, únicamente a sus precarias instalaciones destinadas para ellos, con maestros también negros muy mal preparados. ¡Sufrían una despiadada discriminación! Por eso hoy, dentro de un país desarrollado hay una significativa población negra excluida del desarrollo, sumándose también algunos de los hispanos y los blancos pobres. Esa población se multiplica mucho y crece rápidamente, pero sus niveles de educación y su aprovechamiento del desarrollo no crece a la misma velocidad. Esto se refleja en las notorias desigualdades que se ven en ese país. El comportamiento cultural y social de esa población pobre y poco beneficiada del desarrollo en Estados Unidos (sean blancos, negros o hispanos) es bastante parecido al comportamiento de nuestra población pobre latinoamericana. Todos tienen algo en común: no han tenido por varias generaciones una educación apropiada.

En Latinoamérica -me atrevería afirmar- las personas de clase social alta y media-alta, tiene una educación y un nivel de vida muy bueno, superior al del estadounidense promedio, incluyendo a los blancos de clase media que forman la mayoría en Estados Unidos. Incluso viven mejor que el europeo occidental promedio. Pero esos latinoamericanos son una minoría en sus países. Latinoamérica tiene una población mayoritariamente muy pobre y poco educada, porque los antepasados de las personas de clase alta y media-alta, descendientes de conquistadores y colonizadores europeos -y algunos indígenas que por excepcionales circunstancias lograron superarse económicamente- sometieron al indígena y lo utilizaron por siglos como mano de obra barata, sin acceso a la educación, igual que a muchos mestizos. Excepcionalmente países como Argentina y Uruguay, donde los indígenas fueron diezmados por la espada o por las nuevas enfermedades traídas por los europeos, fueron poblados casi solo por colonos con acceso a la educación, logrando por eso un mejor desarrollo.

Que nuestros pueblos latinoamericanos, formados en su gran mayoría por indígenas y mestizos cuyos abuelos eran campesinos analfabetas, logren el desarrollo de otros países, no es tarea fácil. Se necesitarán varias generaciones, muchos esfuerzos y una gran inversión en educación. El subdesarrollo no existe porque existan razas inferiores a otras, sino porque unas personas pudieron educarse y otras no. Los blancos que tenían segregados a los negros de Estados Unidos (hoy muchos negros integrándose y superándose muchísimo) y quienes explotaban a los indios y mestizos de Latinoamérica, no les permitieron recibir buena educación. El atraso de los negros en Estados Unidos radica en sus raíces de esclavitud y segregación racial que les cerraron las puertas a la educación. Por otra parte, no busquemos la causa del atraso de Latinoamérica en otros países ni culpemos a nuestra gente pobre por su raza. La causa está en la idiosincrasia de nuestros queridos abuelos y bisabuelos -con sus excepciones- que a la mayoría indígena y mestiza no les permitieron educarse durante varias generaciones, y a la situación de pobreza heredada que hoy también les dificulta recibir buena educación.

_________________________________________________
Otro tema
El liberalismo que conocemos los nicaragüenses
Los gobiernos liberales en Nicaragua
___________________________________________________
Otro tema:
¿Quién fue Juan XXIII?
Hizo reformas trascendentales... ¿Fue el más grande papa del Siglo XX?
HAGA CLICK AQUÍ 
___________________________________________________
Otro tema:
¿Hay un "liberalismo de izquierda"? 
La pobreza: obstáculo para la democracia
HAGA CLICK AQUÍ
___________________________________________________
Otro tema
Comentarios sobre
"LOS VALORES POSITIVOS"
Honestidad, verdad, familia, perdón, amistad, amor a la Patria, etc...
HAGA CLICK AQUÍ 
___________________________________________________

Para los amantes del fútbol y del Real Madrid
Link:
HIMNO DEL REAL MADRID


Himno del Real Madrid




___________________________________________________
Busque otros temas interesantes en el Índice:
Columna derecha, arriba...
___________________________________________________

31 ene. 2014

UNA IGLESIA CATÓLICA RENOVADA

Propuestas de un laico sobre cambios en nuestra Iglesia
¡FOLLETO GRATIS!
Lee, baja, archiva o imprime este folleto sin costo alguno 
UTILIZA EL LINK QUE ESTÁ MÁS ABAJO PARA BAJARLO

En espíritu de unidad y obediencia al Magisterio de la Iglesia.
Simplemente propuestas, sugerencias, algunas ideas, opiniones personales sujetas al discernimiento final de nuestros pastores

Un ensayo de Adolfo Miranda Sáenz

CONTENIDO: 
Necesidad de Renovación. Posibilidad de disenso y renovación según criterios expresados por el Papa Benedicto XVI y el Papa Francisco.
Las propuestas de un laico.

Aclaración del concepto “Infierno”.
Aclaración del concepto “Purgatorio”. 
Cómo entender un doble juicio: privado y público. 
Necesidad de clarificar a los fieles sobre las devociones populares. 
Opción Fundamental y el Sacramento de la Reconciliación. 
Actualizar los conceptos sobre el cuerpo y la sexualidad humana. 
Necesidad de nuevas normas sobre el celibato. 
Mayor participación de los laicos. 
El caso de los divorciados y vueltos a casar. 
Situación de los homosexuales. 
La ordenación de mujeres.

Absolutamente gratis:

Para leerlo o descargarlo, archivarlo o imprimirlo en Word:
HAGA CLICK AQUÍ

Para leerlo o descargarlo, archivarlo o imprimirlo en PDF:
HAGA CLICK AQUÍ

10 sept. 2012

EL DRAMA DE LA POBREZA

Adolfo Miranda Sáenz

Más de 1,200,000,000 (mil doscientos millones) de personas en el mundo sobreviven con menos de un dólar por día.  Es todo lo que tienen para comer, vestir, medicarse, educarse, transportarse, tener un techo y cubrir TODAS sus necesidades. Más de 2,900,000,000 (dos mil novecientos millones) sobreviven con menos de dos dólares diarios.  Son personas, seres humanos, viviendo en condiciones infrahumanas, casi como animales y algunos peor que los animales. La población mundial es de 6,500,000,000 (seis mil quinientos millones) por lo que casi la mitad de la “humanidad” vive en condiciones miserables... Leer artículo completo: Haga clik en el título (arriba)

10 ago. 2012

¿EN QUÉ CREEMOS LOS CATÓLICOS?

Adolfo Miranda Sáenz

Varias razones me motivan a aclarar en qué creemos los católicos, especialmente la tristeza de ver cómo muchas personas abandonan nuestra Iglesia creyendo que no pueden ser católicos por no sentirse cómodos con algunas costumbres, prácticas o devociones que NO SON LO ESENCIAL de nuestra fe y QUE NO ES OBLIGATORIO CREER Y PRACTICAR para ser un buen católico. Costumbres, prácticas y devociones que la Iglesia acepta, pero no manda. Que la Iglesia considera QUE PUDIERAN SER BUENAS, pero que no son parte de las VERDADES FUNDAMENTALES ni tampoco de la LITURGIA OFICIAL de los católicos. Así como también me motiva ver cómo muchas veces hay cosas que por sí mismas no son malas, pero que a veces se creen o se practican sustituyendo lo fundamental de nuestra fe o dándoseles mayor importancia que a nuestra sagrada liturgia... ... Leer artículo completo: Haga clik en el título (arriba)

9 ago. 2012

¡GRATIS! CURSOS PARA DESCARGAR

¡GRATIS!
Baja estos dos cursos 
de Adolfo Miranda Sáenz.
Puedes leerlos on line, bajarlos e imprimirlos, sin costo alguno. 

Haz click en los links de abajo
(no en las ilustraciones)

CURSO SOBRE 
DERECHOS HUMANOS

En formato de word:
https://dl.dropbox.com/u/96796013/Curso%20sobre%20los%20Derechos%20Humanos.doc

En PDF:
https://dl.dropbox.com/u/96796013/Curso%20sobre%20los%20Derechos%20Humanos.pdf


CURSO BÁSICO
SOBRE LA
DOCTRINA SOCIAL
DE LA IGLESIA
(Los conocimientos elementales que 
todo católico debe tener sobre
la Doctrina Social de la Iglesia)


En formato de word:
https://dl.dropbox.com/u/96796013/Curso%20B%C3%A1sico%20sobre%20la%20Doctrina%20Social%20de%20la%20Iglesia.doc

En PDF:
https://dl.dropbox.com/u/96796013/Curso%20B%C3%A1sico%20sobre%20la%20Doctrina%20Social%20de%20la%20Iglesia.pdf

4 ene. 2012

¿RESUCITÓ REALMENTE JESÚS?


¡¡¡La prueba de que Jesús resucitó!!!

Adolfo Miranda Sáenz

Los cristianos creemos que Jesús resucitó venciendo al pecado y la muerte. Muriendo en la Cruz pagó por nuestras culpas alcanzándonos la resurrección y la vida eterna en su reino a los que creemos en él y a quienes sin conocerlo viven conforme la ley de Dios escrita en los corazones (Romanos 2.15). Pero si no resucitó esto sería falso. Jesús dijo: “Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mí aunque muera, vivirá” (Juan 11.25). Por eso San Pablo escribió: "Si Cristo no resucitó nuestra predicación es inútil y la fe de ustedes no tiene sentido” (1 Corintios 15.14)... Leer artículo completo: Haga clik en el título (arriba)

3 ene. 2012

¿CUÁNTAS VIDAS COSTÓ MATAR A BIN LADEN?

Adolfo Miranda Sáenz

Osama Bin Laden fue un criminal y sus actos fueron repudiables. El ataque terrorista contra las Torres Gemelas fue un genocidio horrendo. Ahora está muerto dando cuenta a Dios de sus actos. Pero quedan dudas. ¿Fue bueno matarlo así no más o debió haber sido juzgado? ¿Solo la gente buena tiene derechos humanos o también los criminales? ¿Su muerte fue ejecutada en forma propia de un acto de justicia o como una venganza? ¿Estados Unidos dio un buen ejemplo o más bien sentó un mal precedente que justificaría los “ajusticiamientos” sin ley y sin forma ni figura de juicio que realizan algunos gobiernos tiránicos y algunos grupos irregulares? ¿Cuánto costó en sangre la muerte de Bin Laden? ¿No fue un precio demasiado alto? ... 
Leer artículo completo: Haga clik en el título (arriba)