6/21/2017

Lo bueno y lo malo de EE.UU.

Adolfo Miranda Sáenz



Estados Unidos es un gran país digno de admiración y respeto. Un país de inmigrantes, un crisol de razas que le da una inmensa riqueza y diversidad cultural. Fundado sobre los nobles principios del Acta de Independencia que recoge ideales de libertad y respeto a los Derechos Humanos, tiene una sólida Constitución que establece frenos y contrapesos al poder político, equilibrio, independencia y respeto entre los Poderes del Estado y gran fortaleza institucional. Un país con una cultura de respeto a la ley y vocación democrática. Un país rico y próspero, con oportunidades para quien trabaja duro y honestamente. Su sistema electoral, aunque no sea el mejor (comparado con países de Europa como Suiza, Francia, Holanda… o con su vecino Canadá) es bueno porque se respeta. Entre sus fallas tiene la desproporcional distribución de electores (Colegio Electoral) según la población de cada Estado, lo cual resulta en que no siempre es electo presidente el candidato con más votos populares; pero al fin y al cabo esas son sus reglas y todos las respetan.

Tuvo EE.UU. etapas históricas repudiables con la esclavitud y posteriormente la segregación racial, logrando hasta en1964, después de sangrientas luchas, la Ley de Derechos Civiles que dio igualdad a los negros. Pero aunque hoy encontramos actitudes racistas, este gran país eligió un presidente negro dos períodos seguidos. Por todo esto y otras razones EE.UU. es admirado entre las naciones del mundo.

Lo negativo de EE.UU. se refleja a lo interno en el individualismo egoísta, la falta de solidaridad y de conciencia social que tienen algunos sectores de su población, heredada del antiguo liberalismo económico absoluto que sustenta un “capitalismo salvaje” que hoy todavía los conservadores republicanos  defienden, lo cual resulta en cosas penosas como que EE.UU. sea el único país desarrollado del mundo que no tiene un servicio de salud universal para su pueblo y el acceso a la universidad sea caro y difícil. En lo internacional lo negativo se refleja en la mentalidad prepotente de aquellos que prefieren ser temidos por su poder que respetados por sus virtudes. Eso los ha llevado a desarrollar una política intervencionista y belicosa.

EE.UU. comenzó a expandirse justificándose en una idea llamada Destino Manifiesto, la que resumió en 1845 el  periodista John L. O'Sullivan en Democratic Review de Nueva York: “El cumplimiento de nuestro destino manifiesto es extendernos por todo el continente que nos ha sido asignado por la Providencia, para el desarrollo del gran experimento de libertad y autogobierno. Es un derecho como el que tiene un árbol de obtener el aire y la tierra necesarios para el desarrollo pleno de sus capacidades y el crecimiento que tiene como destino.” Es decir, hubo un sentimiento colectivo de que era voluntad de Dios que EE.UU. poseyera todo el continente americano.

La Florida fue colonizada por España y en 1817 se declaró independiente creándose la República de Florida, pero el presidente James Monroe ordenó una operación militar para anexarla a EE.UU. En 1819 sellaron el asunto con cinco millones de dólares no pagados, sino destinados a abonar “reclamaciones estadounidenses contra España”. Posteriormente se dio la intervención en México con la creación de la República de Texas separándola del Estado mexicano de Coahuila. Texas fue anexada a EE.UU. quien con el pretexto de defenderla invadió a México quitándole más territorio: Nuevo México, California, Arizona, Nevada, Colorado y Utah.

No es posible relatar aquí más de 500 conflictos bélicos en los que EE.UU. ha participado. Para tener una idea menciono que después de la Primera y Segunda Guerras Mundiales EE.UU. ha participado en el 87% de los conflictos armados del mundo: 215 de 248. Los más mencionados son las guerras de Corea, Vietnam, Afganistán, Irak, Libia y Siria. Alrededor del 90% de las muertes en estas guerras son de civiles.  Solo en Irak murieron más de un millón de personas, la mayoría civiles. EE.UU. es responsable del 41% del gasto militar del mundo. Le siguen China con 8.2%, Rusia con 4.1%, el Reino Unido y Francia con 3.6% cada uno. EE.UU. mantiene unas 1.000 bases militares en alrededor de 100 países. Algunos expertos afirman que EE.UU. provoca sus gastos militares pues la industria armamentista la forman grandes corporaciones políticamente muy influyentes. Esto incluye la amplia política de venta de armas a lo interno del país y el tráfico de armas utilizando terceros países. Hay críticos que señalan que mucho de ese armamento termina en manos de terroristas.

No se puede negar que existen aspectos negativos de EE.UU. Pero su pueblo es en su inmensa mayoría gente buena y han tenido gobernantes que son admirables: en sus comienzos presidentes como Washington, Jefferson, Jackson, Lincoln; y modernamente Franklin D. Rooselvet, Kennedy, Johnson, Clinton, Obama; todos ellos con grandes virtudes y también con sus defectos y errores por circunstancias del momento. Las bondades y grandeza de EE.UU. (no todas aquí mencionadas por limitaciones de espacio) no se pueden minimizar por los aspectos negativos. Además, dichosamente hay políticos demócratas, social liberales, y la mayoría de sus ciudadanos, especialmente de la nueva generación, los jóvenes, deseosos de desarrollar más lo bueno y cambiar lo malo, interna e internacionalmente, en este bello y grandioso país.

6/12/2017

El vuelo

Róger quería tener todos los lujos, incluso volar en primera clase, hasta que tomó aquel vuelo...

Adolfo Miranda Sáenz



Su empresa los envió a un viaje de trabajo y mientras hacían la larga cola frente al mostrador de la línea aérea, Róger señaló a su izquierda, dirigiéndose a su compañero de labores y viaje:
-Marcial, ¡mirá a esos cabrones!
-¿Cuáles?
-A los de la otra fila… los de Primera Clase… los cuatro güevones que no hacen cola como nosotros.
-¿Y qué?
-Pues hombré, ¿qué tienen esos jodidos más que nosotros para merecer estar allá y nosotros aquí?
-¡Plata! –Dijo Marcial- ¿Qué acaso te molesta?
-¡Claro que sí! –afirmó con énfasis Róger-. La vida es injusta. Los envidio, pero algún día yo voy a estar allá riéndome de los que estén aquí…
-¡Dejá de decir pendejadas, hombre! Yo no veo que nadie se esté riendo de nosotros. Y por lo menos yo no los envidio. A lo mejor un día tenga la posibilidad de viajar en Primera Clase, no lo sé. Pero eso no me quita el sueño, yo soy feliz con lo que tengo.
Cuando pasaron Migración y Seguridad, Róger y Marcial encontraron la sala de espera de su vuelo totalmente llena, sin un asiento disponible.
-¡Que mierda ésta! –Dijo Róger visiblemente enojado.
-No es para tanto –replicó Marcial. El vuelo sale en pocos minutos y podemos ir a curiosear por las tiendas o tomarnos un cafecito.
-Si… Mientras los cabrones de Primera Clase están en la Sala VIP en asientos cómodos y bien atendidos –se lamentó Róger.
-¡Hombré, vos sí que estás jodido! –Le dijo Marcial-. Estate tranquilo, en paz… Si eso no es gran cosa. Te vas a amargar el viaje. Yo estoy claro que vos le das demasiada importancia a las cosas superficiales que son puras babosadas. Deberías preocuparte por otras cosas y no porque otros tengan lujos. Al fin eso no te va a garantizar ser feliz en tu vida… ¡Ojalá lo logrés! A mí también me gustaría… ¿a quién no? Pero, tranquilo. Uno no debe obsesionarse ni amargarse la vida por eso.
Cuando subieron al avión Róger no dejó de hablar sobre los de Primera Clase y lamentarse de sus propios asientos y de la atención recibida en la Clase Económica.
-¡Pero algún día voy a estar allí! –Porfiaba- Y en mis maletas voy a llevar ropa fina y perfumes caros, y tendré relojes de lujo… y beberé solo del whisky más caro… ¡Y tendré mujeres en puta! ¡Ya lo verás!
-Está bien –le dijo Marcial con fastidio, mientras pensaba: “este jodido está loco”.
Róger y Marcial llegaron a trabajar en diferentes empresas. Después de varios años se encontraron en el aeropuerto. Se saludaron, y Marcial pudo ver el lujoso reloj de oro que Róger lucía, el exquisito perfume que usaba y el elegante traje que vestía. Vio cómo lo atendían en el mostrador de Primera Clase del vuelo cuyo número se fijó que no era el suyo. Mientras Marcial hacía la cola de siempre pensó: “Bueno, por fin Róger logró su sueño. Ahora irá al Salón VIP y en sus maletas llevará todas las cosas caras que tanto quería tener… ¡tal cómo lo ambicionaba! ¡Me alegro por él! ¡Debe estar muy contento!
Al siguiente día al abrir el diario de la mañana leyó:
“Terrible accidente aéreo. No hay sobrevivientes”. Marcial pudo ver con profunda tristeza que se trataba del vuelo de su amigo Róger.

6/06/2017

Ni son lo mismo ni actúan igual

No todos los socialistas son dictadores o corruptos como algunos de la derecha suelen afirmar

Adolfo Miranda Sáenz




Mi amigo y excelente analista político, Orlando López-Selva, publicó recientemente un artículo en el cual cometió el error de meter en el mismo saco a todos los socialistas. Puso a las dictaduras comunistas inspiradas en el socialismo marxista-leninista junto con los partidos democráticos socialistas como la social democracia, el social liberalismo, el laborismo, etc. Su comentario “Siempre hacen lo mismo” califica a los socialistas generalizando sin hacer obligatorias diferencias, llevándose en el saco a grandes líderes socialistas auténticamente demócratas como Emmanuel Macron (Francia) y Pepe Mujica (Uruguay), de quien el Papa Francisco dijera que “es un hombre sabio.”

Copio partes de su comentario: “Los socialistas siempre hacen lo mismo y donde quiera que toman el poder les pasa igual. En cuanto los socialistas o los neo-socialistas toman el poder, siguen a pie juntillas el manual marxista-leninista: Cómo destruir un país enfrentándose a Estados Unidos para ser enemigos de todo el mundo y erigir una dictadura feroz. ¿En qué país el modelo socialista ha dejado de ser dictatorial e intolerante?”

Orlando debió aclarar que no todo socialismo (ni toda izquierda) es igual. En plena guerra fría un ícono de la izquierda, el social demócrata Willy Brandt, gobernó de 1969 a 1974 en la Alemania ubicada al Occidente del Muro de Berlín confrontando a la otra Alemania, la comunista, la que levantó el muro; y mientras el socialismo comunista luchaba contra el capital y el libre mercado estatizando los medios de producción e imponiendo una dictadura, el socialismo democrático de Willy Brandt hacía florecer la libertad y la democracia, devolviéndole a Alemania su vigoroso fulgor con un progreso extraordinario después de la tragedia del nazismo y la II Guerra Mundial. ¿Cómo afirmar que todo socialismo termina en dictadura o esté contra la libertad, ante este grandioso ejemplo histórico? Por otra parte, Rusia aportó a un gran líder para el desarrollo de la democracia en el mundo: Mijaíl Gorbachov, un auténtico socialista democrático que llegó al poder en la Unión Soviética y con la Perestroika acabó con el sistema comunista impuesto por sus antecesores, acabó también con la forzada unidad de la ex URSS, con el Tratado de Varsovia que implantó “la cortina de hierro”, derribó el Muro de Berlín y acabó con la absurda Guerra Fría, peligrosa para el mundo e inútil y muy cara tanto para Rusia como para EE.UU. ¿Se puede decir acaso que el socialismo de Gorbachov sea igual al de Stalin o Bréhznev?
                                                                                                                                  
En el siglo XIX surgió en Europa la revolución industrial ideológicamente sentada sobre el viejo liberalismo clásico del “laissez faire, laissez passer” (dejar hacer, dejar pasar) que permitía la explotación de los trabajadores, produciendo -en una reacción radical o extremista- un socialismo que propugna porque la propiedad de los medios de producción y la distribución de los bienes estén en manos del Estado. Así definieron los marxistas el socialismo comunista en la Primera Internacional Obrera en 1866. Pero en 1889 surgió la Segunda Internacional (reorganizada en 1920) por partidos socialistas (social demócratas, laboristas, etc.) que no pretenden acabar con la propiedad privada de los medios de producción ni con el mercado libre, sino moderar los excesos del capitalismo con la intervención del Estado, y que además defienden la libertad y la democracia pluralista. El liberalismo también evolucionó hacia un social liberalismo inspirado por ideólogos como John Stuart Mill (cuyas ideas implementó F.D. Rooselvet para sacar a EE.UU. de la gran crisis de los años treinta) que propugnan por un socialismo liberal de izquierda moderada que también defiende la intervención del Estado para hacer lo que sólo el mercado no puede hacer en beneficio de la sociedad (lo que por cierto coincide con la Doctrina Social de la Iglesia Católica, según señalaron San Juan Pablo II y el Papa Francisco). Los partidos social demócratas, laboristas o social liberales no deben confundirse con el socialismo comunista del marxismo-leninismo y sus posibles variantes.

Como gobernantes ejemplares menciono –para aclarar mejor el punto- tan solo algunos socialistas, entre muchísimos otros, como François Mitterrand, de Francia; Felipe González, de España; Olof Palme, de Suecia; el laborista británico Tony Blair; Lázaro Cárdenas, de México; Ricardo Lagos, de Chile; Tabaré Vázquez, de Uruguay; y Justin Trudeau, de Canadá. ¿Los socialistas son enemigos de EE.UU., como dice Orlando? No lo fueron ni lo son ninguno de los aquí señalados, y además presidentes de EE.UU. como F.D. Roosevelt, Kennedy, Johnson, Clinton y Obama fueron socialistas, social liberales. El político más carismático y popular de EE.UU., Bernie Sanders, es social liberal. Incluso en Nicaragua el liberalismo siempre ha desarrollado políticas social liberales, de izquierda moderada, tales como la educación gratuita desde primaria hasta la universidad, sistema de salud universal, seguridad social obligatoria y solidaria, Código del Trabajo (salario mínimo, séptimo día, vacaciones, aguinaldo, antigüedad, preaviso, etc.) Curiosamente a estas conquistas se oponen en EE.UU., en pleno siglo XXI, los republicanos, llamándoles –con razón- “políticas socialistas”. En Nicaragua se fueron desarrollando e implementando por los liberales  -social liberales- a lo largo del siglo XX, iniciándose con el gobierno de José Santos Zelaya desde el siglo XIX. Tenemos esas grandes conquistas sociales gracias a nuestro socialismo liberal de izquierda moderada.

5/31/2017

El resistente PLC

¿Qué futuro tiene este partido que ha sufrido los ataques más feroces de poderosos adversarios?

Adolfo Miranda Sáenz

Asamblea de la Juventud del PLC


Pocos partidos han sufrido ataques con tanta saña como el Partido Liberal Constitucionalista, PLC. Espe partido surgió en 1968 como un movimiento dentro del gobernante Partido Liberal Nacionalista del cual luego se separó, como Movimiento Liberal Constitucionalista, MLC, liderado por un prominente líder liberal, Ramiro Sacasa Guerrero, en rescate del liberalismo y de la democracia, oponiéndose al gobierno de Anastasio Somoza Debayle que adoptando posiciones antidemocráticas y represivas llevaba a Nicaragua al caos. Fui Secretario del MLC en Granada y lo representé dentro de la alianza Unión Democrática de Liberación, que después a la vez se integró con sindicatos, el COSEP y el FSLN en el Frente Amplio Opositor. En 1979 celebramos con la mayoría del pueblo la victoria militar conducida por el FSLN y apoyamos como aliados un programa revolucionario de un socialismo moderado que respetaría la propiedad privada y el libre mercado, pluralista y democrático.

Posteriormente el MLC sufrió divisiones internas en cuanto a la estrategia de continuar o no apoyando la conducción sandinista del proceso revolucionario. Esos desacuerdos sumados al fallecimiento de su líder Ramiro Sacasa Guerrero y la ausencia del país de la mayoría de los directivos afectó notablemente al MLC. En 1989 Arnoldo Alemán lideró una iniciativa junto con José Rizo, Lorenzo Guerrero y José Antonio Alvarado, para relanzar al MLC, ahora como partido: PLC. Se integró a la Unión Nacional Opositora que llevó a la presidencia a Violeta Chamorro y a la Alcaldía de Managua a Arnoldo Alemán, aglutinando a los antiguos miembros del MLC con otros liberales y aliados. El PLC ganó durante varios años consecutivos todas las elecciones, fueran elecciones presidenciales, de diputados, municipales o regionales del Atlántico, con el fuerte y popular liderazgo de Arnoldo Alemán. El gobierno de Arnoldo (1997-2002) llegó a ser el más progresista en la historia del país proporcionalmente a los cinco años de su período.

El entonces opositor FSLN realizaba constantes protestas con morterazos y tranques que impedían gobernar al PLC. El FSLN se sentía relegado de las posiciones que le correspondían como segunda fuerza política y que ocupaban -como herencia del gobierno anterior- el Movimiento de Renovación Sandinista y otros pequeños grupos. El PLC convocó a un diálogo al FSLN reconociéndolo como segunda fuerza mediante un pacto que permitió gobernar al PLC y que Nicaragua progresara en paz. Los principales diarios, radioemisoras y TV estaban entonces en manos del MRS y de otros pequeños grupos que orquestaron una feroz campaña llena de medias-verdades y exageraciones contra el pacto, el PLC y Arnoldo. Pero sin el pacto no se hubiera podido gobernar y Nicaragua hubiera caído en el caos.

En 2001 –estando vigente el pacto- Arnoldo Alemán y el PLC llevaron a la presidencia a Enrique Bolaños, quien traicionándolos se alió con los grupos minoritarios y con el FSLN para acusar de corrupción y encarcelar a Arnoldo. La única emisora liberal, La Poderosa, fue dictatorialmente clausurada por orden de Bolaños y brutalmente desbaratada a garrotazos. Convencieron a la administración de George Bush de que Arnoldo y el PLC eran aliados del FSLN y que debía destruirlos. Eduardo Montealegre fue financiado por la administración Bush para encabezar un partido que aniquilara al PLC (ese grupo ha tenido varios nombres,  hoy se llaman CxL). En los juicios contra Arnoldo Alemán y otros PLC en Nicaragua, Panamá y EE.UU. no lograron probar la corrupción que les atribuían y obtuvieron sentencias absolutorias. Pero el daño estaba hecho. El más fuerte adversario que ha tenido el FSLN había sido golpeado. Seguramente hubo corrupción durante el gobierno de Arnoldo, como corruptos hay en todo gobierno, lo cual no lo justifico; pero la corrupción debe combatirse por parejo, no solo contra el PLC inventándole una corrupción de dimensiones fantasiosas.

En 2006 el PLC llevó como candidato al vicepresidente José Rizo, y Bush a Eduardo Montealegre. Cada uno obtuvo más del 30% de votos (sumados serían más del 60%) pero la división (¡no el pacto!) le dio el triunfo al FSLN con el 37%. Desde entonces la oposición al FSLN vino auto destruyéndose, desprestigiándose; el pueblo se desilusionó de ellos y el FSLN ha venido ganando muchas simpatías. Sin embargo el PLC nunca se ha dado por vencido, aumentó su bancada parlamentaria y se prepara para ganar alcaldes y concejales en noviembre. Sigue adelante como el principal partido de oposición (aunque lo nieguen algunos por envidia) a pesar de las calumnias. Hoy es un partido pequeño pero fuerte, organizado, con experiencia política y electoral, llamado a reconquistar la mayoría que ha tenido en distintas épocas, que la ha perdido y siempre la ha recuperado porque ha demostrado saber gobernar, hacer progresar al país y mantener la paz. 

5/23/2017

Mi experiencia en Fátima

Acudí al Santuario como turista, sin creer en la aparición, pero algo extraño me sucedió.

Adolfo Miranda Sáenz



Hace varios años mi esposa y yo estuvimos en el Santuario de Fátima (Portugal) como parte de un viaje en autobús que saliendo de Madrid nos llevó a varias ciudades de Europa. No fue una peregrinación religiosa, era un viaje de turismo. El autobús hizo parada en el santuario, pero yo era escéptico sobre la aparición de la Virgen en Fátima. No se escandalicen por eso pues nuestra Iglesia Católica no nos pide creer obligatoriamente en las apariciones de ángeles, santos, de la Santísima Virgen María o de Nuestro Señor Jesucristo. Nuestra Iglesia Católica llama a esas apariciones y mensajes “revelaciones privadas” y aunque después de minuciosos y largos estudios reconoce algunas -muy pocas por cierto- como la de Fátima, considerándolas provechosas para acercarnos a Dios, no nos obliga a creer en ellas pues no forman parte del conjunto de verdades reveladas contenidas en La Biblia y la Tradición Apostólica que constituyen el “Depositum fidei” (Depósito de la fe) confiado por los apóstoles a la Iglesia y que contiene todo lo que debemos creer. Así  nos enseña muy claramente el Catecismo de la Iglesia Católica, números 65 al 67 y 80 al 90.

Bajé, pues, del autobús para visitar el Santuario de Fátima sin creer en la aparición. Mi esposa y yo ingresamos al complejo formado por varios edificios y monumentos relacionados con las apariciones de la Virgen a los 3 pastorcitos. Al ingresar nos encontramos en una gran plaza sobresaliendo en un extremo la alta torre del campanario de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario; a un lado estaba la Capilla de las Apariciones y la inmensa “fogata” formada por centenares, o quizá miles, de velas encendidas colocadas por los devotos; en el otro extremo se veía la Casa de Retiro Nuestra Señora del Carmen; y en el centro de la plaza, sobre una fuente, la imagen de Jesús en la advocación del Sagrado Corazón. Caminé con curiosidad hasta el centro de la plaza, junto a la fuente. Entonces me sucedió algo inesperado y extraordinario. Mientras desde allí echaba una mirada curiosa al complejo empecé a sentir “algo” indescriptible con palabras. Trataré de explicarlo como mejor pueda.

Empecé sintiendo que de pronto me invadía una profunda tranquilidad, serenidad, paz. Luego experimenté, junto a aquella paz, un sentimiento de inmensa reverencia; percibí a mi alrededor y sobre mí una “fuerza poderosa” que me producía un “temor reverente”. A aquella paz y “temor reverente” se sumó un profundo gozo, una felicidad que no puedo describir pues no hay palabras para explicarlo. Entendí que estaba en un “lugar santo” porque para entonces era muy clara la “presencia de Dios” de una manera “asombrosamente sensible”. Yo podía “sentir” en aquel momento la presencia de Dios de manera clara, evidente. Traté de racionalizarlo: el ambiente, la ocasión, lo imponente del lugar, la fe de la gente… Pero ninguna justificación racional puede explicarlo. Aquello que “sentí” se mantuvo durante más de una hora, mientras duró la visita que me resultó demasiado corta, pero así estaba programada. Yo sé lo que sentí y eso no tiene ninguna explicación más que la de “estar en presencia de Dios en un lugar santo”. Visité la Capilla de las Apariciones y la Basílica donde cerca del Altar Mayor están las sepulturas de los pastorcitos. Me arrodillé frente a Jesús Sacramentado y la imagen de la Santísima Virgen María. A mis sentimientos antes descritos se sumó sentir la dulzura que un niño pequeño percibe cuando recibe el tierno abrazo de su madre. Así fue. Ahora estoy absolutamente seguro que allí en Fátima apareció la Virgen. Aquel día yo, en Fátima, junto a Jesús, la sentí a mi lado. 

¿Por qué esos “sentimientos” no los sentí igual en los Santos Lugares: Belén, Nazaret, Jerusalén… y en algunas otras ocasiones especiales? ¿O en cada visita a Jesús Sacramentado? No lo sé. Me lo he preguntado siempre y lo único que se me ocurre es que en estas ocasiones yo estaba o estoy en espíritu de oración, con devoción, con reverencia, con fé, consciente de la presencia de Dios. En Fátima, en cambio, yo llegué escéptico, con ánimo de turista y no con fervor cristiano. Jesús se encargó de corregir mi actitud para regalarme aquel encuentro especial con Él y con nuestra Madre.

5/03/2017

Las rosas tienen espinas

Es verdad que se sufre, pero aun así... ¡hay cosas bellas para disfrutar en esta vida!

Adolfo Miranda Sáenz



A veces nos fijamos solo en las cosas tristes y dolorosas que tiene la vida y quizá por costumbre y rutina no apreciamos los inmensos tesoros que tenemos. No son las  fortunas materiales, el dinero, sino aquellas cosas cuyo valor no puede pagarse con ninguna fortuna por grande que sea. Estamos acostumbrados a vivir y por eso a veces no apreciamos el inmenso tesoro que es la vida misma. ¿Cuántos reos condenados a muerte luchan hasta el último segundo para conmutar su pena por una cadena perpetua? ¡Prefieren pasar toda la vida en prisión con tal de vivir! Muchos enfermos terminales estarían dispuestos a pagar mucho por un año o unos meses más de vida. Un padre o una madre estarían dispuestos a dar su propia vida para salvar la de un hijo. ¿Cuánto vale la vida? ¡No tiene precio! Por eso, apreciemos tener el tesoro de vivir y apreciemos la vida de nuestros seres queridos. La vida es bella aún con sus problemas y por eso nadie en sus cabales quiere morir, ni siquiera aquellos que creemos en una vida mejor después de ésta, como quien no desea abandonar la comodidad de su sillón viendo su programa favorito aunque lo espere un delicioso banquete.

Si tenemos ojos para ver, oídos para escuchar, piernas para andar, manos para tocar, olfato para oler y boca para gustar, pensemos en lo dichosos que somos pues muchos carecen de algunos de estos sentidos. Pensemos en la belleza de los paisajes, la belleza del ser humano, del sol, la luna y las estrellas, de todo cuanto disfrutamos con nuestra vista. Pensemos en la maravillosa música que podemos escuchar, en la voz de nuestros familiares y amigos, en los sonidos del campo, el rumor del oleaje del mar y del transitar de los ríos. Pensemos en el perfume de las flores, en el olor de los alimentos y el sabor de las comidas que podemos gustar. Pensemos en la facultad de caminar y en las caricias que podemos dar con nuestras manos. ¡Cuántos tesoros maravillosos tenemos para disfrutar con nuestros sentidos! Pero por costumbre y rutina a veces no caemos en la cuenta de estas maravillas.

¿Y qué decir del amor? El amor de un padre o una madre es invaluable. El amor de los hijos, nietos, hermanos. El abrazo inocente de los niños. Sus sonrisas. Un buen esposo o una buena esposa a nuestro lado. El placer sexual. Tener amigos que nos aprecian. ¡Son tesoros inmensos! ¿Y el valor de las cosas sencillas, de las cosas simples de la vida? Disfrutar de un café con nuestra familia en un hogar donde reine la  paz. Tomar un refresco bien helado en un caluroso día al hacer una pausa en nuestro trajín diario. Contemplar la puesta del sol junto a la persona amada. Dormir plácidamente con la conciencia tranquila por el deber cumplido y el bien realizado. Un momento de intimidad con Dios en el silencio de una oración. ¡No tienen precio!

Es verdad. La vida nos trae a veces tristezas y dolor, así como las rosas tienen espinas. Las rosas por tener espinas no pierden su fragancia, su color, su hermosura. Tampoco la vida deja de ser bella a pesar de los momentos tristes o dolorosos. Todos pasamos por problemas, preocupaciones, decepciones, enfermedades, dolor, tristeza. Pero finalmente todo pasa. Siempre pasa. La vida sigue y no por tener espinas deja de ser linda. El dinero es útil, pero no importa no tener mucho, la felicidad no se compra con dinero pues los mejores tesoros que tenemos valen más que todo el oro del mundo. Valen muchísimo. Son demasiado caros. ¡Pero Dios nos los da gratis! ¿Se lo agradecemos? 

4/05/2017

Se nota el progreso económico

Independientemente de nuestras posiciones políticas tenemos que reconocer el progreso que Nicaragua está desarrollando 

Adolfo Miranda Sáenz

Numerosos edificios se construyen en Managua

Hay cosas que uno no puede negar porque están a la vista y todo el mundo las puede ver. Objetivamente tengo que reconocer que el progreso económico de Nicaragua es evidente. Eso a todo nicaragüense debería alegrarlo independientemente de las opciones políticas de cada cual. El Banco Mundial y el FMI le dan buenos números a nuestro país que crece económicamente en su agricultura, ganadería, diversas industrias, turismo, exportaciones, inversión nacional y extranjera, infraestructura, etc., con un crecimiento anual sostenido entre 4 y 5%, teniendo el tercer puesto de mayor crecimiento económico anual en toda América solo superado por Panamá y República Dominicana.

Pero independientemente de los números el progreso se nota con solo salir a la calle y ver los nuevos edificios que se levantan: centros comerciales, financieros, edificios de oficinas, de apartamentos, nuevas urbanizaciones con casas que van desde viviendas populares de 20 mil dólares hasta mansiones de medio millón de dólares para arriba. Personalmente logré contar hasta 96 nuevas urbanizaciones iniciadas en el último año, sin contar un buen número de edificios de apartamentos. Se proyecta vender unos 25 mil autos nuevos en 2017. Managua tiene un vehículo por cada cuatro habitantes, entre autos y motos. Los restaurantes de todos los niveles y calidad, desde los más lujosos hasta los más populares se mantienen llenos. Lo importante es que cada vez más gente tiene dinero para comprar casas, vehículos, ir a restaurantes, comprar en centros comerciales, etc., y por lo que observo la gran mayoría son personas de clase media, lo cual es un buen signo para la economía de cualquier país.

Se ha construido en Managua un hermoso malecón, se están inaugurando varios parques para diferentes diversiones como el parque de juegos infantiles y el parque acuático, nuevos estadios y otras atracciones. Para descongestionar el tráfico de Managua ya se
El paso a desnivel de Las Piedrecitas está próximo a
terminarse y ya están presupuestados cuatro más
presupuestaron cinco nuevos pasos a desnivel, dos nuevas pistas de circunvalación y más ampliaciones de calles y avenidas. En otras ciudades igualmente se nota el progreso; por ejemplo, en Granada y León aumentan los turistas y los hoteles tienen gran demanda, mientras Estelí se transforma con un crecimiento comercial extraordinario, restaurantes, hoteles, centros comerciales, y San Juan del Sur se ha convertido en un balneario de categoría y atractivo internacional. Y así por todas partes. Las carreteras están excelentes y hay nuevas para la Costa Atlántica y otros sitios antes aislados. El progreso está frente a nuestros ojos y no lo podemos negar.

Como nicaragüense me alegra ver que mis compatriotas adquieran empleos; obreros que hoy están construyendo diferentes obras y tienen cómo llevar dinero a sus familias para comprar alimentos, ropa, calzado, etc. Me alegra ver los nuevos edificios ya construidos y operando en los que hermanos nicaragüenses, profesionales, comerciantes y empleados trabajan en oficinas, almacenes y otros negocios, y tienen ingresos para sustento de su familia. Es decir, hay cada vez más dinero circulando. Aunque el progreso todavía no llega a todos y aún tenemos un alto índice de pobreza. Ciertamente Nicaragua sigue siendo un país empobrecido, pero avanza, y la diferencia se nota. Algunos economistas me explican que para hacer que la riqueza llegue a todos primero hay que crearla,  y que en esa etapa está el país. Seguramente ya empezó a bajar la pobreza al crearse nuevas fuentes de trabajo, pero no hay que descuidar el pago de salarios justos y que todos se beneficien del seguro social, que por cierto he comprobado que funciona bastante bien en cuanto a la atención de la salud y las pensiones, aunque -por supuesto- no sea perfecto y tenga algunas fallas. 

Este progreso se logra en un ambiente de paz y estabilidad. Qué bueno que existe una concertación entre el gobierno y los empresarios que también favorece el desarrollo económico. Aunque hay problemas que superar en instituciones que en vez de ayudar perjudican la economía, sobre todo la Dirección General de Ingresos, DGI; la Dirección General de Aduanas, DGA; y las concesionarias privadas  distribuidoras de energía eléctrica DISNORTE y DISSUR. En esas instituciones se dan malas actuaciones a veces por burocracia o negligencia, y a veces por arbitrariedad o abusos, perjudicando a personas y empresas honestas y a la economía del país. Hay en Nicaragua ciertos niveles de corrupción que deben corregirse.

Especialmente debemos cuidar nuestra valiosa estabilidad la cual está vinculada con la necesidad de mejorar la democracia en todo sentido, incluyendo  los procesos electorales; pero no solo los procesos electorales, sino mejorar todo el sistema de institucionalidad democrática. Por eso celebro los acuerdos con la OEA esperando que el gobierno los cumpla para bien de todos, y por otra parte que cesen las voces extremistas que por intereses políticos procuran la desestabilización del país. Las voces de aquellos a quienes les molesta el progreso económico de nuestro país y niegan lo que está a la vista por puros sentimientos partidistas, porque ellos o sus opciones políticas no son los que están gobernando y quisieran que todo lo dicho aquí no fuera cierto y que nada bueno pasara en Nicaragua.

3/28/2017

Cómo acabar con el terrorismo

Como todo, el terrorismo tiene una causa, un origen. La mejor manera de acabar con él es acabar con aquello que lo origina o lo fortalece.

Adolfo Miranda Sáenz


El terrorismo es el uso del terror mediante la violencia como táctica para lograr ciertos objetivos. Grupos terroristas como Al Qaeda, ISIS o Hamás afligen a buena parte de la humanidad. ¿Cómo acabar con ellos? La respuesta es sencilla: acabando con la causa que los origina.  El terrorismo es una forma de lucha absolutamente repudiable que nunca se justifica; pero todo grupo terrorista tiene una causa, persigue un objetivo que no siempre es malo. Lo condenable no siempre es la causa que defienden sino el método utilizado. Han desaparecido grupos terroristas que por mucho tiempo estuvieron activos. ¿Cómo desaparecieron? Eliminando la causa que los originó. No es que el terrorismo haya vencido, sino que otros lucharon por la misma causa con métodos civilizados y pacíficos, y ellos –no los terroristas- lograron sus objetivos. Veamos algunos ejemplos:

El Ejército Republicano Irlandés (Irish Republican Army, IRA) fue un grupo terrorista originado por el avasallamiento de los ingleses protestantes sobre los irlandeses católicos que vieron Irlanda dividida en dos: Irlanda del Norte, obligada a ser parte del Reino Unido en condiciones de sometimiento a los ingleses, y la República de Irlanda, independiente y soberana. En 1988, con la mediación de Bill Clinton, los primeros ministros Tony Blair del Reino Unido, Berthie Aherm de la República de Irlanda, y los líderes de las principales fuerzas políticas de Irlanda del Norte firmaron el “Acuerdo de Viernes Santo” en que se concedieron a los irlandeses del Norte importantes logros sobre su autonomía, gobierno y la forma de relacionarse con el Reino Unido, del que quedaron formando parte voluntariamente. Al desaparecer las causas del descontento irlandés desapareció el IRA.  

El movimiento llamado País Vasco y Libertad (Euskadi Ta Askatasuna, ETA) fue un grupo terrorista originado durante la dictadura franquista por la represión, falta de democracia, de libertad y de reconocimiento de los vascos cómo una nación con su propia identidad, idioma, cultura y derechos autonómicos. Con la llegada de la democracia en España se reconocieron las diferentes nacionalidades y autonomías y se dio un proceso de negociación con los líderes de partidos políticos vascos que por la vía cívica y pacífica luchaban por el derecho a su autonomía. En 2011, tras las negociaciones que culminaron con satisfactorios acuerdos para los vascos, terminó el terrorismo de ETA.

En el origen de Hamás está la creación del Estado de Israel en territorio palestino, como un enclave en medio del milenario territorio árabe y musulmán. Aunque Israel tiene derecho a existir, también Palestina, hoy reducida y avasallada por Israel que continúa quitándole territorio. En 1993 Isaac Rabin (Israel) y Yasser Arafat (Palestina), con la mediación de Bill Clinton, lograron un acuerdo de paz reconociendo dos Estados independientes y soberanos conviviendo pacíficamente. Pero los extremistas judíos asesinaron a Rabín y aceptan solamente un Estado Palestino sometido militarmente a Israel. Si se cumplieran los acuerdos de paz, dejaría de existir Hamás.

Al Qaeda fue creada por Reagan para luchar contra los soviéticos en Afganistán y después se volvieron contra sus creadores, volaron las Torres Gemelas y dieron origen a ISIS. Con la invasión de Bush a Irak eliminando al régimen de Sadam Husein (feroz e implacable enemigo de ISIS que los tenía reprimidos), ISIS salió fortalecida al desaparecer su “muro de contención”. Aunque proclaman que su fin es crear un Estado Islámico y “conquistar el mundo”, ellos realmente se fortalecen alimentándose del odio contra EE.UU. y sus aliados creado por las intervenciones e invasiones militares contra países musulmanes. Si EE.UU. cambiara su política hacia esos países y presionara a Israel a cumplir el acuerdo de paz de 1993, se acabarían Al Qaeda e ISIS porque no encontrarían jóvenes islámicos motivados con resentimientos para reclutarlos como terroristas. 

El terrorismo no se puede exterminar combatiéndolo como a un ejército enemigo al que se tiene ubicado territorialmente, que se sabe dónde están sus tropas, sus bases militares, sus centros de operaciones. El terrorismo opera en la sombra, oculto y está por todas partes. Ellos no se identifican, se camuflan entre los demás. Se pueden localizar líderes y centros de operaciones y aniquilarlos, pero surgen otros en otra parte. Aunque sus métodos sean criminales y abominables ellos están convencidos de su causa y por cada terrorista muerto surgen dos que pueden ser sus hijos, padres, hermanos, amigos o parientes, que se llenan del mismo odio que los impulsa, clamando venganza por las muertes de los demás, odio que se alimenta y crece debido también a medidas ofensivas o discriminatorias. Por eso digo: solamente eliminando lo que genera el odio se puede acabar con el terrorismo. Es verdad que ISIS tiene territorios ocupados en Irak y Siria y se pueden detectar concentración de tropas, pero atacarlos para acabar con ellos militarmente no es la manera de acabar con ISIS. Allí no están todos sus fanáticos terroristas y esos ataques tendrían un alto costo en muertes de inocentes, lo cual siempre crea resentimientos, odio. 

Son decisiones políticas inteligentes y no acciones militares las necesarias para terminar con Al Qaeda e ISIS. No se puede negociar con los terroristas porque son criminales y fanáticos. Pero se puede lograr la paz en el Medio Oriente cumpliendo los acuerdos de 1993 y mediante negociaciones con los líderes políticos que gobiernan los países de aquella región, para que los EE.UU. y sus aliados retiren su presencia militar y dejen de involucrarse en los conflictos entre ellos apoyando a uno u otro bando. Entre musulmanes sunitas y chiitas, árabes, persas, turcos, kurdos, etc., tienen sus conflictos y rivalidades que llevan siglos. ¡Que los resuelvan ellos mismos! Ellos también tienen su modo de gobernarse y de hacer política que no tiene por qué ser una copia del sistema de EE.UU. o Inglaterra. ¿Por qué imponer formas de gobierno a otros pueblos? No tiene que "abandonarse" a Israel pues con los acuerdos de 1993 se garantiza su seguridad y la paz en toda la zona garantizando también un Estado Palestino libre, soberano e independiente. ¡Fin del problema para el resto del mundo! Bueno, las cosas no son tan simples, por supuesto. Ni es asunto de un día para otro. Este es solo un breve artículo de opinión. ¡Pero esa es la ruta a seguir! ¡Y es la única ruta efectiva!

2/28/2017

Si África es rica, ¿por qué los africanos son pobres?

Tiene las mayores riquezas del mundo pero la pobreza más grande del planeta

Adolfo Miranda Sáenz



África es un continente rico, pero no lo son los africanos. Níger es un país rico en uranio (el combustible de las centrales nucleares), la República Democrática del Congo lo es en casiterita (de la que se extrae el estaño), en coltán (usado en electrónica), en oro, cobre y diamantes, al igual que lo son la República Centroafricana, Chad y Sierra Leona. Estos países son ricos en recursos pero son los menos desarrollados y con más pobreza. África tiene a 38 de los 50 países menos desarrollados del mundo. La mayoría son ricos, pero sus riquezas no mejoran la vida de sus ciudadanos, no llegan hasta ellos, se las llevan las multinacionales explotadoras y -una menor parte- los gobiernos corruptos y “los señores de la guerra” que viven del saqueo.

Europa desde los tiempos del Imperio Romano ha explotado África. Su reparto moderno se dio en la Conferencia de Berlín (1885). Francia, Inglaterra, Alemania, Bélgica, España, Italia y Portugal dibujaron las fronteras de los países africanos a su antojo con el objetivo de amasar para sus territorios el mayor número posible de bosques, ríos y yacimientos minerales. Francia se quedó con buena parte de la mitad Norte (Níger, Mali, Mauritania, Senegal) y con los primeros países que baña el Mediterráneo (Marruecos y Argelia). Gran Bretaña se quedó con Egipto y trazó una línea vertical hasta Sudáfrica. A un lado y a otro de esta línea, Alemania y Portugal establecieron sus colonias: Camerún, Ruanda y Namibia para los alemanes; Mozambique y Angola para los portugueses. Libia para Italia. Al Noroeste España. También se erigió la finca particular de Leopoldo II de Bélgica, el Congo Belga, donde 10 millones de africanos murieron extrayendo caucho y minerales para los belgas.

Después de la Segunda Guerra Mundial se inició la independencia de varios países africanos de sus metrópolis europeas –al menos en el papel-. La explotación inmisericorde de África continuó con el proceso privatizador, alegando que  los africanos no saben aprovechar sus recursos y tienen que dejar la explotación a los expertos: las grandes multinacionales de Europa y de Estados Unidos (cuyas grandes corporaciones no podían faltar). De esta forma los gobiernos de Zambia, Costa de Marfil, Ghana, República Democrática del Congo y muchísimos más, recibieron a los “inversionistas” extranjeros, y mientras con una mano les indicaban dónde se encontraban sus recursos, con la otra recogían la ridícula suma que las empresas europeas y estadounidenses decían que valían esos terrenos. No tenían cómo negociar: los precios de las materias primas habían bajado según la conveniencia de las potencias económicas y el FMI presionaba recordándoles que la privatización de sus recursos era condición indispensable para reducir su deuda externa… ¡con las grandes potencias económicas!

Un ejemplo de la explotación europea y estadounidense de África es la denuncia de Amnistía Internacional que revela las condiciones de trabajo de los mineros de la región de Katanga, al suroeste de la República Democrática del Congo: galerías de más de 100 metros de profundidad –prohibidas por el código minero congoleño–, sistemas de ventilación inexistentes o basados en bombas manuales para refrescar el aire, y falta de equipos adecuados: la roca se pica con martillo y cincel, con las manos desnudas, y se respira el polvo en suspensión de las galerías. La mayoría de los accidentes se producen por desprendimientos de tierra y rocas durante la estación lluviosa, que arrastran y sepultan vivos a los mineros, lo que, según la denuncia, rara vez se informa en la prensa internacional.

Al conocer este tipo de información no nos extraña que OXFAM haya revelado que ocho hombres multimillonarios posean la mitad de la riqueza del mundo y que según datos del PNUD el 10% de la población mundial tenga más riqueza que el otro 90%. No podemos dejar de comprender la migración de africanos a Europa y EE.UU. a los que según ACNUR se suman 5 millones de sirios, musulmanes y no musulmanes. Si Europa y los EE.UU. desean parar la migración masiva a sus países, que hagan cosas positivas como devolver a África y sus vecinos del Oriente Medio aunque sea una parte de lo que les han saqueado y paren ya de seguir saqueando, y en cambio realicen verdaderas inversiones abriendo fuentes de trabajo con remuneraciones justas; que cese la explotación de los recursos naturales que hacen compañías europeas y estadounidenses en los países pobres de todo el mundo, incluyendo el petróleo de Irak y Libia, y que dejen de enviar armas e intervenir militarmente en esos países. Que cese la explotación y las invasiones e intervenciones militares. ¿Todavía no saben que su intromisión donde nunca debieron entrometerse es el origen del terrorismo de Al Qaeda e ISIS? ¡El actual orden económico mundial no está bien! ¡Es injusto! No lo digo yo, lo dice el Papa Francisco. Y si no se hace justicia a los países pobres y explotados del mundo, ellos irán tomando la justicia por sus propias manos y nadie podrá detenerlos construyendo murallas en las fronteras ni poniendo barreras en el mar. ¡Se meterán por todas partes! Por cada uno que expulsen cinco más entrarán. La solución es la justicia, porque sin justicia no hay paz. ¡La justicia para todos los pueblos del mundo históricamente explotados, reprimidos y maltratados! ¿Cuándo aprenderán la lección?

2/21/2017

Mis respuestas

La entrevista que me hicieron

Adolfo Miranda Sáenz


El joven estudiante de periodismo Gustavo Alberto Ramírez Escorcia me hizo una entrevista motivado por algunos artículos de opinión donde expreso posiciones liberales de izquierda. La quiero compartir aquí porque me parecen interesantes las preguntas que formuló sobre conceptos políticos que frecuentemente se confunden.

PREGUNTA: ¿Qué es ser liberal?
RESPUESTA: Es promover ampliamente la libertad, la igualdad de derechos y oportunidades, y la fraternidad ejercida mediante la solidaridad social. El liberalismo defiende la separación e independencia de los Poderes del Estado, la democracia representativa y las elecciones libres.

P: ¿Qué es el social liberalismo?
R: Es la evolución del liberalismo clásico individualista al liberalismo social, solidario, de centro-izquierda, reconociendo que el Estado debe intervenir para moderar los excesos del capitalismo y regular lo que no puede hacer el mercado, como es procurar una vida digna para todos, pues las personas que carecen de lo básico no son verdaderamente libres ni tienen verdadera igualdad de oportunidades.

P: ¿Qué es la socialdemocracia?
R: Es una ideología política de izquierda moderada que sin pretender eliminar el capitalismo, la libre empresa y el mercado libre, los modera con políticas socialistas y democráticas que el Estado desarrolla para evitar excesos y promover el bienestar general.

P: ¿Qué diferencia hay entre social democracia y social liberalismo?
R: Muy poca. La social democracia surge como una evolución del marxismo y el social liberalismo como una evolución del capitalismo liberal. Ambos llegan a coincidir en un punto intermedio. Casi no hay diferencias entre partidos social liberales, social demócratas y socialistas como el Partido Socialista de Francia o el Partido Socialista Obrero Español, PSOE. Los social liberales optamos por un poco menos de intervención del Estado que los social demócratas y socialistas.

P: ¿Se puede ser de izquierda y conservador?
R: Los gobernantes comunistas ortodoxos de la ex URSS, antes del gran Mijaíl Gorbachov, eran de izquierda-conservadora. También hay temas concretos en que una persona de izquierda puede tener una opción conservadora. Por ejemplo, se puede ser de izquierda y no estar a favor del aborto voluntario.

P: ¿Es posible ser liberal en un país socialista?
R: Si entendemos por socialista un país con políticas social demócratas o social liberales, evidentemente sí. Pero si hablamos de países con regímenes marxistas clásicos o comunistas, los liberales sufriríamos represión.

P: ¿Los liberales tienen que ser ateos?
R: No. El liberalismo defiende la libertad religiosa junto a la separación de la Iglesia y el Estado.

P: ¿Qué es el liberalismo-conservador?
R: Quienes sostienen hoy el liberalismo político clásico –ya superado por el liberalismo social- son en realidad los conservadores, de derecha. Pero el liberalismo, además de ser una ideología política, es también una actitud ante la vida, y el conservatismo, que esencialmente es una actitud ante la vida, es contrario a la actitud liberal.

P: ¿En Nicaragua tiene futuro el social liberalismo?
R: En Nicaragua el liberalismo siempre ha sido social liberal, desde Máximo Jerez y José Santos Zelaya en el siglo XIX. Veamos algunos ejemplos: educación pública gratuita incluyendo la universidad; sistema universal de salud pública; seguridad social con aportes solidarios; y un Código del Trabajo con grandes beneficios para los trabajadores. Hoy se siguen implementando. Lo que siempre quisiéramos es mayor eficiencia. A Bernie Sanders y a otros demócratas en EE.UU. por proponer estas políticas social liberales les llaman “comunistas” algunos republicanos… ¡Increíble!

P: ¿Cuáles son las deficiencias del actual gobierno?
R: Principalmente están en lo institucional y electoral.

P: ¿Y sus aciertos?
R: En lo económico y social. 
  
P: ¿Tres puntos a favor y tres en contra de Donald Trump?
R: A favor solo veo uno: está contra la burocracia de Washington. Escogiendo tres en contra: 1) Es racista y xenófobo. 2) Ideológicamente fascista. 3) Ignora la geo-política mundial y la historia imprescindible para entenderla.

2/13/2017

Quitemos la piedra

Dios quiere ayudarnos... ¡pero nosotros tenemos algo que hacer!

Adolfo Miranda Sáenz


Cuando Lázaro murió y Jesús quiso resucitarlo pidió primero que quitaran la piedra que cerraba la sepultura, y cuando quitaron la piedra llamó a Lázaro a la vida. ¿Por qué Jesús, que era Dios Todopoderoso, el creador de todo el universo, pidió que la familia y amigos de Lázaro quitaran la piedra? Si tenía el poder de resucitar a Lázaro, ¿no tendría el poder de quitar la piedra Él mismo con solo desearlo? ¿Por qué no lo hizo? Cuando en las bodas de Canaán Jesús transformó el agua en vino pidió primero que llenaran con agua las tinajas vacías. ¿Por qué? ¿Acaso Él no podía poner vino en esas tinajas sin necesidad de que tuvieran agua? ¿Por qué pidió llenarlas de agua primero? En el Evangelio según San Juan se nos narra cómo para curar a un ciego Jesús hizo lodo con saliva y polvo, se lo untó en los ojos y lo envió a lavarse al estanque de Siloé. ¿Necesitaba hacer todo eso? ¿Por qué quiso que el ciego tuviera que ir a lavar el lodo de sus ojos? Podía hacerlo ver con solo una palabra o un pensamiento. ¿Por qué no lo hizo así? Hay otras narraciones en los Evangelios en que Jesús para hacer un milagro quiso que las personas hicieran algo. ¿Por qué?

Esto tiene una lección que Dios quiere darnos a todos. Nosotros no podemos resucitar a un muerto, pero sí podemos remover una piedra. No podemos convertir el agua en vino, pero podemos llenar las tinajas con agua. No podemos ver claramente nuestro camino, pero podemos lavar nuestros ojos. Si en la vida tenemos problemas y pedimos ayuda a Dios es muy posible que Él quiera que nosotros hagamos algo por nuestra cuenta, como remover algunas piedras. Si nuestra vida está vacía, triste, deprimida, o si a nuestro matrimonio, a nuestras relaciones familiares “se les acabó el vino”, Él puede llenarlo todo “del mejor de los vinos”, pero antes puede pedirnos que nosotros llenemos las tinajas del agua que puede estar a nuestro alcance en vez de esperar que Él lo haga todo. A veces queremos ver soluciones, queremos que Dios nos de ideas, que nos señale el camino a seguir. Pero Dios espera que primero nos lavemos el lodo de los ojos; el lodo de nuestros prejuicios, vanidad, soberbia, orgullo, respeto humano… de todo lo que nos impide ver el camino por el que Jesús nos quiere llevar.

Como nos dijo Jesús, en esta vida tendremos aflicciones. La felicidad completa solo la tendremos en la vida eterna después de esta vida pasajera. Por ahora tenemos que soportar vivir en un mundo trastornado por la maldad del pecado y donde buenos y malos sufrimos. Tenemos que convivir con problemas de salud, problemas económicos, conflictos familiares, decepciones, traiciones, injusticias, crímenes, guerras y con el peor enemigo: la muerte; la nuestra y la de nuestros seres queridos. Una muerte que sería definitiva si no fuera porque Dios quiso hacerse hombre y pagar Él en la Cruz por nuestras culpas devolviéndole a la humanidad la vida eterna de felicidad completa que siempre quiso para nosotros desde la eternidad y para la eternidad.

Pero mientras tanto, en este mundo de aflicciones también Dios nos da cosas lindas, momentos de inmensa dicha, detalles grandes y pequeños que podemos disfrutar. No todo es tristeza en esta vida donde también hay alegrías inmensas. Y en medio de las aflicciones Jesús no nos deja solos. Dios escucha nuestras oraciones y nos ayuda a resolver nuestros problemas o nos da sabiduría, fortaleza y paz para enfrentarlos y sobrellevarlos. Pero Jesús, para ayudarnos, espera que nosotros quitemos algunas piedras, que llenemos nuestras tinajas y lavemos el lodo de nuestros ojos.

2/01/2017

El libro del Cardenal Brenes

Su vida, su pensamiento, su misión.

Adolfo Miranda Sáenz



Con el título “TÚ ME HAS ENVIADO” se ha publicado el libro de Su Eminencia Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, cuarto Arzobispo de Managua y segundo Cardenal de Nicaragua, en el cual nos habla sobre su vida, su pensamiento y su misión. Desde su nacimiento, su vida de niño, de joven, el desarrollo de su vocación, su paso por el seminario, sus recuerdos de México donde cursó estudios de filosofía y teología, y de Roma donde se especializó en teología dogmática.

Un libro lleno de anécdotas amenas contadas con tanta sencillez y naturalidad que el lector siente que está conversando con el Señor Cardenal quien expresa sus sentimientos y sus ideas dejando un testimonio para la historia. Leemos sus experiencias como sacerdote, párroco, Obispo Auxiliar de Managua, Obispo de Matagalpa, Arzobispo de Managua y Cardenal de la Iglesia, así como sus experiencias vividas con Su Santidad San Juan Pablo II, con el hoy Papa Emérito Benedicto XIV, y con el Papa Francisco a quien le une una fuerte amistad y especial cariño. No menos importante es la parte final en que se recoge la opinión que tienen sobre el Cardenal Brenes cada uno de los Señores Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, de algunos sacerdotes colaboradores del Señor Cardenal, laicos católicos, religiosos de vida consagrada y familiares.

He tenido el honor de ser un instrumento para llevar a las manos de miles de nicaragüenses y quién sabe de cuántos extranjeros, la vida, pensamiento y misión del Cardenal Brenes. Él me concedió –después de insistir por mucho tiempo- entrevistarlo para producir esta obra que ahora está a disposición de quien quiera conocer mejor al Cardenal. Fue una conversación amplia, de varias sesiones en las que hice todo tipo de preguntas a Su Eminencia. Sus respuestas son el contenido del libro que por eso es de él, no mío. Él es quien habla, responde, cuenta, aclara, profundiza, reflexiona y orienta en esta obra. El Señor Cardenal ha querido que su libro esté accesible para todos, especialmente para los fieles católicos de las parroquias de su arquidiócesis y de Nicaragua. Por eso su libro –que no tiene ningún fin comercial o lucrativo- se adquiere por apenas cien córdobas (unos tres dólares). Precio que apenas cubre el costo de un libro tan bien impreso de 18o páginas y más de 30 fotos a colores en papel de primera calidad. Puede adquirirse –entre otros sitios- en la librería de la Catedral de Managua y en la Curia Arzobispal (en las Sierritas). 

A medida que fui entrevistando al Cardenal Brenes fui viendo con más claridad por qué despierta tantas simpatías esta persona sabia y a la vez humilde, extraordinariamente bien preparada pero sencilla, muy importante y al mismo tiempo accesible, un intelectual bien instruido que sabe expresarse con palabras simples y claras. Confirmé su calidad de pastor que es también padre, hermano mayor y amigo. Una persona de actitudes y posiciones equilibradas, balanceadas, con la gran virtud de la prudencia; cualidades necesarias –quizá imprescindibles- para dirigir la Iglesia en su arquidiócesis y como figura principal de la Iglesia en Nicaragua, un país que no hace mucho vivió dos guerras civiles que causaron 65 mil muertos y 150 mil heridos y mutilados; un país –en algunos sectores políticamente polarizado- donde todavía hay personas que sienten heridas no sanadas totalmente; con una feligresía muy heterogénea formada por católicos con diferentes posiciones políticas, donde cada cual es generalmente muy apasionado en sus opciones partidistas. Mantener unido este rebaño –según mi apreciación- es el trabajo más difícil para este pastor, que lo logra con la prudencia y sabiduría que da el Espíritu Santo.